CARRERAS CORTAS: CUIDADO CON LAS PROFESIONES QUE DURAN 3 AÑOS

Indecopi y Sunedu investigan a universidades que ofrecen titulaciones rápidas, que están prohibidas desde el 2014

 

Lucy Morimoto no ha terminado sus estudios de Derecho y ya vive en carne propia su primera batalla legal. Ella encabeza un grupo de alumnos de la Universidad Norbert Wiener que denuncian haber sido estafados por esta institución al haberles dictado una carrera profesional corta, que incumpliría lo que dicta la Ley Universitaria.

 

Todo comenzó en setiembre del 2015. La propuesta era tentadora para ella y sus futuros compañeros de aula: el sistema estaba dirigido a personas que trabajan (modalidad EPEX), prometía una carrera en tres años, estudiar tres ciclos por año, y solo sábados y domingos. En un local corporativo de Miraflores, que hoy luce cerrado, los jóvenes aceptaron el trato y comenzaron a estudiar bajo esa modalidad sin conocer las consecuencias.

 

Luego de pagar cuotas mensuales de S/600 por un año, en setiembre pasado se les comunicó que la carrera en esa modalidad iba a ser dada de baja y que tenían que trasladarse al ciclo regular de cinco años. “Nuestros planes de terminar en tres años ya no serían realidad. Perdimos dinero y tiempo. Se aprovecharon del desconocimiento sobre una ley compleja y prometieron algo que no podían cumplir. Un alumno no está obligado a conocer una ley y confía en una universidad de prestigio”, dice Lucy.

 

Esta joven y otros alumnos de la primera promoción de Derecho de la modalidad EPEX denuncian que varios de los cursos que llevaron ya no existen en la malla curricular actual y, según informa la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), los títulos que estos alumnos obtendrían serían inválidos por haber sido dictados bajo una modalidad prohibida. Si ellos quisieran convalidar cursos para concluir la carrera en otra universidad, no habría forma de saber a cuántos créditos equivale cada uno.

 

La nueva Ley Universitaria 30220, publicada en julio del 2014, establece que la duración de la formación profesional debe ser no menos cinco años y en dos ciclos por año “con el objetivo de garantizar una sólida formación profesional”.

 

Norbert Wiener comenzó a ofrecer la carrera de tres ciclos por año y de tres años en setiembre del 2015, mucho después de que la ley fue publicada en “El Peruano”. El Comercio comprobó, además, que esta modalidad ha recibido hasta una tercera promoción en el 2016.

 

Según el Indecopi, este hecho tipifica como publicidad engañosa y está siendo investigado. En el ámbito penal, obtener un beneficio con bienes ilegítimos es estafa.

 

“En el 2015 hubo demandas declarando que la ley era inconstitucional, por eso nosotros sí podíamos dictar esa carrera bajo esa modalidad”, también explicó. Sin embargo, el Tribunal Constitucional ratificó la ley en noviembre del 2015.

 

En un comunicado, la Sunedu informó que no tiene la intención de obstaculizar la inversión privada en la educación, sino de investigar las denuncias para hacer que se respete la ley.

 

La superintendencia aclaró que no es ilegal que las universidades ofrezcan estudiar solo sábados y domingos, aunque precisó que “no es razonable”.

 

- Amenaza frecuente -

 

Para Daniel Mora, ex presidente de la Comisión de Educación del Congreso y promotor de la Ley Universitaria, casos como este se presentan en decenas de universidades, pero pocos los denuncian por temor a represalias.

 

Esta versión coincide con varias acusaciones anónimas recibidas por El Comercio contra la Universidad Peruana Unión, con sede en Huachipa, de alumnos cuyos títulos han sido rechazados por la Dirección Regional de Educación y la Sunedu. Estos egresados, que ahora ocupan cargos laborales en la misma casa de estudios, evitan identificarse por temor a perder su trabajo, pero aseguran que están tramitando un proceso legal de conciliación para recuperar su dinero.

 

Mora cree que las universidades se aprovechan de la complejidad de la ley para obtener ganancias.

 

“Hay cerca de mil bachilleres que reclaman a la Sunedu que les reconozcan su título de la Universidad Garcilaso de la Vega. Ellos terminaron el bachillerato en otras universidades y luego recibieron un curso corto de titulación en la Garcilaso. Eso está prohibido y aún lo siguen ofreciendo”, dijo.

 

El Indecopi informó que también investiga a un numeroso grupo de universidades que ofrecen carreras dirigidas a personas que trabajan y las cancelaciones de programas académicos.

 

Varias instituciones educativas aún promocionan carreras de tres años. Una de ellas es la Universidad Continental, que ofrece, bajo responsabilidad del alumno, concluir “en tres años” la carrera de Administración, de cinco años. El trato es que el estudiante sacrifique las vacaciones durante la carrera.

 

Lo mismo sucede con la Universidad Peruana de Ciencia e Informática, que promete concluir las clases en tres años y medio. 


Fecha de Publicación: 02/11/2016

VER OTRAS PUBLICACIONES